OPINIÓN: My Hero Academia no tiene un statu quo y eso es algo bueno

Los cómics de superhéroes y el anime de acción tienden a obviar las consecuencias, pero la obra de Kohei Horikoshi las acepta

My Hero Academia

 

My Hero Academia toma mucha inspiración tanto del manga de acción, como de los cómics de superhéroes. Una parte significativa del por qué esta combinación funciona es porque subvierte muchas de sus mayores influencias y el ejemplo más efectivo de esto es que carece de un statu quo. No hay un estado “normal” en el mundo de My Hero Academia

 

Cada arco, acción y evento tiene un impacto en la historia; algo cambia después de cada gran evento y esos cambios se pueden sentir conforme avanzamos. Este elemento de la historia es lo que la hace, en mi opinión, una de las mejores series de superhéroes y anime de acción de tiempos recientes.  
 

 

My Hero Academia

 

El Día está salvado 

 

Todo fans de los cómics de superhéroes occidentales, y una buena parte de los anime de acción populares, está familiarizado con una costumbre que se ha mantenido estable en estos medios, incluso a través de una era de títulos subversivos. Esa costumbre es el statu quo. 

 

Después de un gran evento crossover, etapa de un autor, o la muerte de un gran personaje… las franquicias de superhéroes siempre vuelven a la normalidad. La historia es revertida o se busca hacer un cambio para hacer que todo vuelva a ser como solía ser antes. El tiempo retrocede, alguien se despierta de un mal sueño, descubrimos que todos estos terribles sucesos ocurrieron en una línea de tiempo alterna a un doppelgänger, y nuestros queridos héroes están a salvo. Las consecuencias son efectivamente eliminadas. Las series largas y populares de anime y manga de acción con frecuencia siguen una costumbre similar. Aunque no tienen un statu quo tan firme, este tipo de anime suelen evitar tener efectos a largo plazo luego de grandes arcos y batallas. En Dragon Ball, por ejemplo, los personajes son frecuentemente revividos, negando las consecuencias de sus muertes.

 

Hay algo que es obviamente positivo en esta costumbre; resetear, reiniciar y revertir el progreso le permite a estas franquicias el poder seguir básicamente para siempre, si así lo desean. Y aunque esto pueda sonar algo repetitivo, el mantener el statu quo no es necesariamente algo malo. Se puede experimentar y usar ideas fuera de lo normal en las historias, porque todo volverá a la normalidad poco después. Dicho esto, una serie de superhéroes como My Hero Academia que hace uso de las consecuencias y sus efectos a largo plazo, se convierte en un agradable cambio de ritmo y una interesante exploración de los efectos que superhéroes, villanos y sus batallas tienen en el mundo y sus habitantes. 
 

 

My Hero Academia

 

Las consecuencias

 

El método principal con el que My Hero Academia rompe con los mundos estáticos de las obras que son sus influencias se puede ver en lo que ocurre después de las grandes batallas y arcos de la serie. Quizás el mejor ejemplo es la batalla final entre All Might y All For One. Este hecho no es solo un emotivo adiós de un querido héroe y mentor, tiene un impacto duradero que se ha sentido en los capítulos más recientes del manga. El retiro de All Might es el catalizador  de una gran ola de cambios en el mundo de los héroes, desde el arco del personaje de Endeavor al resurgir de los villanos y la perdida de buena voluntad hacia los héroes por parte del público en general. 

 

Otro interesante y único ejemplo de los efectos duraderos de los hechos dentro de la serie se puede apreciar en las lesiones de Deku. En cualquier otro cómic de superhéroes o anime, los brazos, dedos y piernas rotas de Deku se curarían en unas pocas semanas, mágicamente restauradas a su condición normal. Aunque sus heridas típicamente se curan y usualmente solo duran poco tiempo, los efectos son realistas. Si continúa rompiendo y sanando sus brazos, el tejido cicatrizado y el frecuente daño a nervios, músculos y huesos volverá a sus brazos inútiles. Hemos visto estos efectos en el cambio de estilo de combate de Deku a uno más basado en usar patadas y los constantes ejercicios de terapia física cuando no está combatiendo. 

 

Estas heridas son reales y no puede seguir quedando herido y recuperándose sin tener mayores consecuencias, a diferencia de Goku y Naruto o Batman y Spider-Man. Las heridas de Deku hasta ahora han sido manejables, pero son un indicador del compromiso de My Hero Academia en demostrar que lo que ocurre después de cada gran evento no es algo temporal. Ningún detalle es ignorado y cada acción tiene efectos, algunos de las cuales apenas estamos empezando a ver sus ramificaciones ¿Cuánto tiempo podrá Deku evitar una catástrofe para su condición física en su trabajo? 

 

El más reciente arco del manga es una buena prueba de esto. Sin darles spoilers de hecho específicos, después de una enorme batalla en la ciudad entre héroes y villanos, el daño que queda es… horripilante. Tanto que, de hecho, un héroe lo observa y se da cuenta de que no quiere seguir siendo un héroe. Este héroe sin nombre es un representante del héroe tradicional de los medios; ese que se supone debe acabar su misión con un “y el día fue salvado” y todo está bien… pero no en My Hero Academia. Toda batalla y evento tiene resultados trágicos, y eso es mucha carga para los hombros de los héroes, tanto jóvenes como mayores. 

 

My Hero Academia

 

Las cicatrices de la batalla

 

El mundo dinámico de My Hero Academia no solo hace que sea una historia más interesante, efectiva y con frecuencia impredecible, también hacen que se sienta que tiene un claro final en mente. Este es otro factor que difiere de algunas de sus influencias en el anime/manga y cómics. La serie parece estar siguiendo una ruta hacia algo, avanzando hacia un desenlace en cada nuevo arco, con las consecuencias de los anteriores. My Hero Academia ha demostrado una y otra vez ser una serie única y sorprendente; una que explora la tragedia, pérdida, el peso de ser un héroe, y con un amplio abanico de temas poderosos y espectro emocional. Y mucha de esta habilidad para explorar temas y conceptos de los efectos de sus acontecimientos surge de la forma en que la historia rechaza, no solo un statu quo en su universo, sino las normas  generales de escritura de su género.  
 

 

 


 

 

 

Sean Aitchison es un redactor freelance e investigador. Pueden seguirlo en Twitter y visitar su website para leer más trabajos suyos. Traducción al español de Amílcar Trejo Mosquera.

Otras Noticias Principales

1 Comentario
Ordenar por:
Banner de Hime

Prueba la Nueva CrunchyrollBeta

Probarla