ANÁLISIS - Mario Strikers: Battle League

La diversión del soccer, reinventada

 

Comúnmente –y esto aplica incluso a los que somos fans de Nintendo– al ver a Mario, Luigi y sus amigos del Reino Champiñón corriendo detrás de un balón, de inmediato recordamos que se trata de la amada franquicia Mario Strikers, pero erróneamente lo seguimos llamando “el juego de fútbol de Mario”. En realidad el deporte que practican nuestros amados personajes es striker, y aunque su estructura de 5 contra 5 (el portero no cuenta para fines de manejo), el uso de un balón y el concepto ráfaga del fútbol rápido son reconocibles de inmediato, saber que se trata de algo más ayuda a partir bien para entender que la idea es otra, y por lo tanto la comprensión del concepto y el factor diversión se van justo al lugar correcto, a fin de que se cumpla la misión de la Gran N: darnos horas y horas de diversión familiar y entre amigos.

 

Mario Strikers: Battle League es desarrollado nuevamente por Next Level Games (sí, los mismos genios detrás de Luigi’s Mansion 3) y es evidente que han logrado evolucionar la fórmula no solamente a la forma en la que los jugadores contemporáneos interactúan con los títulos modernos, sino que desde su primer lanzamiento en 2005 para la entrañable GameCube se ha logrado perfeccionar el concepto… aunque eso no signifique necesariamente que es un juego perfecto en todos los sentidos.

 

 

La idea en Battle League es controlar a personajes tan conocidos pero diferentes entre sí como Yoshi, Bowser, Toad, Peach y los hermanos fontaneros en equipos de 5 vs. 5 con la idea de lograr la máxima puntuación a través de meter el balón en la portería contraria, usando no solo las piernas, sino objetos y hasta hiperchutazos (hyper strike), con la novedad de hacerlo con hasta 20 jugadores en línea para un divertido modo club o bien hasta 8 jugadores en una sola consola de forma local (una o hasta tres consolas).

 

Lo que recomendamos encarecidamente es que recorras a detalle el tutorial: es cierto que no siempre nos gusta esto cuando abrimos y estrenamos un juego, pero en este caso, aunque ni de lejos es un simulador FIFA Soccer (¡qué bueno!) las mecánicas han cambiado tanto desde el Mario Strikers Charged para Wii de 2007, que incluso si recuerdas bien cómo ganar hace 15 años, el sistema de juego en ataque y defensa ha cambiado mucho (para bien), pero necesitas saber con precisión cómo hacerlo, en especial para que no te goleen cuando juegas en línea (impecable conexión, por cierto).

 

 

 

RELACIONADA: Nuevo trailer en español explica más virtudes y modalidades en Mario Strikers: Battle League

 

 

En lo visual y sonoro el juego es perfecto y se disfruta bien tanto en la pequeña pantalla como en tu TV, aunque te recomendamos lo segundo en especial al jugar con varios amigos. La diversión está garantizada, aunque nos desencanta un poco la escasez de personajes y estadios (10 y 6 respectivamente), además de pocos desbloqueables y elementos de personalización. ¡Menos mal que Nintendo ha prometido mejoras constantes al juego, que esperamos lleguen muy pronto!

 

Mario Strikers: Battle League sin duda es una opción divertida y para largas horas de entretenimiento… aunque sí te recomendamos que juntes la mayor cantidad de amigos o familiares que puedas, que esto es más emocionante al jugarlo con tus más allegados.

 

 

LO BUENO

  • Visualmente es una belleza, se ha logrado un trabajo espectacular en pantalla chica y grande
  • Música y voces de primer nivel
  • No es sencillo dominarlo, pero una vez que se logra, la experiencia es fantástica

 

LO MALO

  • Escaso en personajes, escenarios y elementos de personalización
  • Necesitamos más modalidades y enfoque al jugador solitario

 

 


 

 

Julio Vélez participa como Spanish News Lead en Crunchyroll. También escribe en It's Spoiler Time y Cine PREMIERE, además de conducir el podcast Okina Kokorotaku en 17 plataformas diferentes. ¡Síganlo en Twitter Instagram!

 

 

Otras Noticias Principales

2 Comentarios
Ordenar por: