ANÁLISIS - The DioField Chronicle

Desde el demo se veía venir: The DioField Chronicle reinventa el RPG táctico con maestría.

 

El que Lancarse (Lost Dimension) fuera el equipo japonés detrás de una de las apuestas más interesantes de Square Enix para este 2022 era algo, de por sí, fascinante y de interés.

 

El que gente clave detrás de franquicias grandiosas como Lord of Vermilion y la mismísima Final Fantasy combinaran fuerzas para reinventar el RTS (Real Time Strategy) JRPG con elementos atractivos a los jugadores modernos fue una idea estupenda y que de seguro traerá dividendos cuando la distribuidora japonesa haga su corte anual de ventas, pues nos queda claro que The DioField Chronicles no fue “un juego más” en su lista, sino una apuesta que llegó para quedarse.

 

Es cierto, la historia no dura varias decenas o incluso un centenar de horas como otros JRPG de este mismo año, pero por su estilo de juego y trepidantes avances no lo requiere: con las 30-35 horas que lleva la historia tendrás más que suficiente y lo más suculento es que, tanto si eres veterano en el género y gozaste de joyas como Final Fantasy Tactics como si eres un simple curioso por este estilo “diorama” de batallas estilo medieval/renacentista, quedarás ampliamente complacido con lo que se ha logrado aquí. 

 

 

 

RELACIONADA: ENTREVISTA y PREVIEW: The DioField Chronicle

 

Esta es la sinopsis oficial, para que tengan una idea de la épica que les espera en Xbox One/Series, PlayStation 4/5, Switch y PC:

 

La era de los mitos da paso a una era de gran agitación... El mundo de los hombres está sumido en una era de guerra que ruge año tras año. Una banda de mercenarios de élite que se hacen llamar Blue Fox surge en medio de las llamas y el caos, sus destinos y valientes hazañas se cantarán en las eras por venir. Pero cuando todo esté dicho y hecho, ¿llegará el nombre de "Zorro Azul" a significar esperanza o la tragedia más oscura?

 

 

Suena bien, ¿verdad? Y el desarrollo es bueno, si bien tarda algunas horas en arrancar. Pero sí encontrarán intrigas à la Game of Thrones, aderezadas tanto por la música de los compositores de la serie y el “estilo maqueta” de sus intros, algo por cierto muy bien logrado en el campo de batalla, con sus desenfoques de cámara y toda la cosa. El sistema de juego es bueno, intuitivo (aunque en batallas intensas habríamos agradecido una distribución de botones más intuitiva aún, cosa que se resuelve en PC) y accesible a todo el que quiera darle un buen rato a su curva de aprendizaje. La maravilla de poder invocar a viejos conocidos de la casa Square Soft como el Bahamut y poder realizar combinación de habilidades de 2 unidades a fin de extender el abanico de ataques y defensas en una campaña, es una delicia.

 

El desarrollo del juego adolece de algunas misiones tan parecidas entre sí que puede tornarse monótono, aunque las batallas en sí lo mantienen a uno atento y dispuesto a saber qué sigue en la historia. Lamentamos que una cantidad importante de personajes que en un principio llaman mucho la atención terminan siendo relegados o se convierten en el clásico cliché del género, desperdiciando de alguna manera los maravillosos diseños de Taiki e Isamu Kamikokuryo (Final Fantasy XII y Final Fantasy XIII). Imperdonable también la ausencia de textos en español. ¡Y pensar que preguntamos a sus creadores por voces en nuestro idioma! Es triste que ni siquiera será un juego al alcance de hispanohablantes que no sepan inglés o japonés. Square Enix no puede permitirse esas carencias en este punto de la historia de los videojuegos, así de simple.

 

 

 

OTRAS RESEÑAS: Pac-Man World: Re-Pac

 

 

Pero el sistema de progresión es sólido y complementa con creces el novedoso sistema de batalla en tiempo “semi-real”, que hace que se sienta una distancia sana de títulos como Final Fantasy Tactics y Tactics Ogre. Lamentablemente la IA de los enemigos no siempre es lo desafiante que uno quisiera y en contraste el juego muchas veces obliga a pasarse más tiempo que el que uno quisiera para subir de nivel (lo que horrendamente muchos llaman “grindeo”), dejando un dejo de desencanto por ese intento de hacer el juego más largo de forma innecesaria. Puntos menos a las secuencias “3D” que más bien son una interfaz para revisar progresiones y unir misiones… lamentablemente la calidad gráfica en escenarios y personajes es mucho muy inferior a lo que vemos en las secuencias “diorama”, con un marcado contraste entre estas.

 

Pero es la suma de todo –mayormente bueno– lo que hace de The DioField Chronicle una aventura fantástica que merece la pena probar y disfrutar. Es un juego con corazón y con la ilusión de que logre llegar justo allí: a nuestros corazones.

 

 

LO BUENO

  • Aunque es un juego de difícil manejo, se aprende fácilmente… ¡y te hace adicto en minutos!
  • La forma en la que sus creadores reinventaron el gameplay táctico con un desarrollo en tiempo real es fascinante y DEBE imitarse y continuarse.
  • ¡La música de los creadores de Game of Thrones es FABULOSA!

 

LO MALO

  • Hay personajes extraordinarios… que lamentablemente no gozan de la profundidad que quisiéramos. La narración y los giros en sí no son tan sólidos como se esperaba.
  • Pésimo, PÉSIMO, que ni siquiera haya textos en español. ¡Ya no puedes hacer eso, Square! Las voces en inglés y japonés geniales, eso sí.
  • La inteligencia artificial del enemigo llega a ser sorprendente a veces, y no en buena forma.

 

 

EN CONCLUSIÓN

Queda claro que The DioField Chronicle no es un juego AAA de Square Enix (incluso su precio lo marca), pero no por eso debe hacerse menos, sino todo lo contrario. ¡E incluso si nunca has jugado el género o no te llama la atención, te invitamos a que lo pruebes, no te vas a decepcionar! Emociones adicionales si eres fan de la saga de George R.R. Martin, pues no sólo la música de la serie de HBO sino las intrigas políticas en un mundo de fantasía te harán sentir “en tu elemento”.

 

 


 

 

Por Julio Vélez, Spanish Editor en Crunchyroll. ¡Síganlo en Twitter Instagram!

 

Otras Noticias Principales

1 Comentario
Ordenar por: