El cariño que nos une: Un reportaje sobre el acto de despedida de Kyoto Animation

Decir adiós nunca fue sencillo, especialmente cuando personas a las que admiras dejan forzadamente este mundo del que han ayudado a hacer un lugar mejor.

Texto original de Daryl Harding traducido para compartir el emotivo momento de la ceremonia de despedida de Kyoto Animation.

 

Kyoto Animation Memorial

 

El pasado 18 de julio de 2019 uno de los estudios de animación más queridos, Kyoto Animation, recibía un ataque por parte de un pirómano. El ataque se convirtió en el incidente provocado por una persona con más víctimas de todo Japón desde la Segunda Guerra Mundial, pereciendo entre el acto y las semanas posteriores al ataque un total de 36 miembros del equipo de Kyoto Animation. Entre ellos estaban el director Yasuhiro Takemoto, el legendario animador Yoshiji Kigami o la diseñadora de personajes Shouko Ikeda. Estas personas, así como todos los componentes de Kyoto Animation, ayudaron a hacer de este mundo un lugar mejor creando animes como The Melancholy of Haruhi SuzumiyaSound! EuphoniumMuntoFree!, o mi preferida personal, K-ON!. Estos animes, así como muchos otros de su catálogo de brillantes trabajos, llegaron al corazón de muchos. 

 

Llevo viendo series producidas por Kyoto Animation desde que comencé a ser un fan del anime. Mi primer anime de visionado semanal fue la controvertida segunda temporada de Haruhi Suzumiya, de la cual todavía creo que el arco del Endless Eight fue todo un golpe de ingenio. Kyoto Animation me ayudó, de forma inderecta, a llegar donde estoy hoy en día. Mi pasión y mi respeto por el estudio y las personas que él trabajan son inmensos.

 

Pese a vivir en Tokio, no me era sencillo ir a Kyoto a presentar mis respetos a aquellos a los que admiraba, y hasta ahora no tuve la oportunidad. Por eso mismo no quise desaprovechar la oportunidad de viajar al oeste para asistir a la Ceremonia de Despedida y Testigo de la Voluntad (la ceremonia conmemorativa de despedida de Kyoto Animation) que se celebró en el Miyako Messe de Kyoto los días 3 y 4 de noviembre. No solo quería cubrir el evento, también quería presentar mis respetos, poder pasar página y contar mi historia.

 

Kyoto Animation Memorial

Estación de Kyoto 


Tras bajar del Shinakensen en la Estación de Kyoto, sentí como si mi cuerpo hiciera todo lo posible por no ir al Miyako Messe. Primero necesitaba comer algo, usar el baño, tomar un café, tal vez sentarme cinco minutos... aunque había pasado dos horas sentado en el tren. Sentía como si hubiera una barrera frente a mí que tuviera que atravesar a la fuerza. La hice y me dirigí hacia la Estación Higashiyama.

 

Aunque técnicamente estaba "fuera" de la estación de Kyoto, todavía sentía como si fuera una extensión de Tokio. Es un edificio de aspecto moderno, pero el logo de la JR es de otro color. Pero tras dejar atrás la Estación Higashiyama me vi transportado al Kyoto que puede verse en Instagram: casas Machiya en las calles, personas en kimono y, gracias al otoño, las naranjas y rojas hojas de los árboles. Kyoto es un mundo completamente diferente cuando te alejas de la zona de negocios central.

 

No estoy tan familiarizado con el mapa de la zona de Higashiyama como puedo estarlo de las de Gion o Uji. Como nunca había estado en el Miyako Messe, me preocupaba no saber encontrar el camino. No obstante, la ciudad estaba preparada para personas en mi situación: había una señal explicando muy claramente hacia dónde dirigirme a la ceremonia justo al atravesar las puertas de la estación.

 

Kyoto Animation Memorial

Una señal indica el camino hacia el Miyako Messe 

 

Seguí el camino de las señales que me llevaron al Miyako Messe, pero cada vez que dejaba una atrás no podía evitar sentir que el corazón se me encogía más y más. Mi cuerpo volvía a querer salir huyendo. Mi mente sabía qué me esperaba, la inconmesurable marea de sentimientos que estaba a punto de vivir... la misma que sentí cuando tuve que escribir otro artículo sobre el ataque. Pero me recompuse, en parte gracias a encontrarme con una encantadora pareja inglesa que también se dirigía al Miyako Messe y en parte al precioso paisaje, el cual exhibía una tonalidad apagada por la nubosidad del día, algo que parecía reflejar el ambiente de Kyoto ese día.

 

Kyoto Animation Memorial

Frente al gran Torii del Templo Heian, donde se encuentra el Miyako Messe, se puede leer una última señal que dice: "Por favor, siga recto".

 

Era imposible no encontrar dónde se celebraba la ceremonia. Había tantos agentes de policía, guardaespaldas y porteros que hacían que el Comiket pareciera falto de personal. Era comprensible, pues el miedo a un ataque similar era patente. Tan pronto como entré, me dirigieron hacia una pequeña zona donde registraron a conciencia mi mochila. Aunque escuché que había sido una mañana muy ajetreada, cuando yo llegué solo había un puñado de personas pasando por el registro, así que no tardé mucho en poder entrar.

 

Kyoto Animation Memorial

 El exterior del Miyako Messe


En el interior del Miyako Messe no se permitía tomar fotografías, pudiéndose leer dentro del centro señales explícitas por parte de Kyoto Animation que indicaban que las autoridades podían confiscarte la cámara y borrar las fotografías que hubieras tomado. Normalmente hay ciertas normas y educación generales que no es necesario remarcar en este tipo de situaciones en Japón, pero en Kyoto Animation fueron muy directos en este aspecto. Kyoto Animation sí proporcionó fotos del interior vía su página web, siendo estas las que pueden verse acompañando este texto.

 

La sala principal (la cual albergó en el pasado muchos eventos KyoAni y Do Fan Days como debía haberlo hecho este año antes del ataque) era enorme, tanto, que era intimidante. En uno de los extremos había tributos a Kyoto Animation de fans de todo el mundo. Si enviaste algo al estudio vía un canal oficial o al propio estudio, es bastante posible que estuviera ahí. Fue increíble ver lo que parecía un mar infinito de tributos. Por desgracia, no pude acercarme mucho, puesto que estaba muy controlado hacia donde dirigían a la gente. Imaginé que los tributos acabarían en alguna especie de museo o sala conmemorativa en un futuro.

 

Kyoto Animation Memorial

Vía la web oficial de Kyoto Animation para la ceremonia


Por los parlantes del lugar sonaban temas instrumentales lentos del pasado de Kyoto Animation a un volumen bajo como para no distraerme de mis pensamientos y emociones, pero suficientemente alto como para escucharlos. Estando allí escuché música de Clannad y Liz and the Blue Bird. Otros con los que hablé pudieron escuchar temas de A Silent Voice y Sound! Euphonium. La música parecía haber sido escogida con mucho cuidado para no saturarte, pero escogida para que sirviera como tributo para quienes habían fallecido y a sus roles en esas series.

 

Llegados a este punto yo ya estaba sollozando. No podía evitarlo. Los tributos, la música, las reverencias de todo el personal cuando pasabas ante ellos. Parecía algo surrealista.

 

Kyoto Animation Memorial

Vía la web oficial de Kyoto Animation para la ceremonia

 

Al dejar atrás los tributos, al otro lado de la sala, se encontraba el altar. Rodeando la brillante y blanca señal que presidía la zona se alzaba lo que parecía un bosque de flores. Era de 30 metros de ancho y estaba cubierto de lirios, cosmos y crisantemos. Frente al altar, grupos de diez se alienaban y ofrecían sus oraciones a quienes habían fallecido. Para mí fue todo un poco borroso. En mi mente no dejaban de aparecer escenas de obras que amaba, especialmente, no sé por qué, de los episodios 13 de Miss Kobayashi’s Dragon Maid y The Disappearance of Haruhi Suzumiya, ambos dirigidos y con storyboards del fallecido Yasuhiro Takemoto.


Después de lo que me pareció una eternidad, me llevaron de regreso al pasillo y a un vestíbulo. Allí había personas simplemente sentadas, llorando y sumidas en sus pensamientos en lo que parecía un lugar comunitario para lamentarse. Como extranjero, con los ojos hinchados y las mejillas rojas, destaqué y atraje la atención de otras personas que también necesitaban consuelo.

 

Hablé con una persona que había viajado desde Niigata para acudir a la ceremonia. Era fan de Kyoto Animation desde Full Metal Panic! Fumoffu y había visto todas las series que había producido el estudio, siendo su favorita Sound! Euphonium. Para él, Kyoto Animation representaba el corazón de la industria de la animación y había creado el mejor arte que Japón podía ofrecer. Ambos estuvimos de acuerdo en que el dolor de nuestros corazones no desaparecería nunca. A quien más admiraba del equipo de Kyoto Animation era a la fallecida Shouko Ikeda.

 

Hablando con otras personas, el consenso general era que nadie comprendía cómo había podido ocurrir una tragedia semejante. Hubo alguien que la definió como "impensable". Leímos la postal y los mensajes del presidente de Kyoto Animation, Hideaki Hatta, que se habían entregado a los asistentes a la ceremonia.

 

Kyoto Animation Memorial

 

 

Kyoto Animation Memorial

Postal que se entregó a los asistentes de la ceremonia conmemorativa de Kyoto Animation.


En la postal se puede leer:

 

"Los amables mensajes y el apoyo que nos han enviado desde todo el mundo a raíz de aquel día han llegado a nuestro equipo y han sido de gran ayuda para que podamos seguir avanzando.

 

Perdimos a muchos de nuestros amigos y colegas, los cuales tenían brillantes futuros por delante, y dejaron atrás a muchos profundamente lastimados. Nuestro lamento no desaparecerá, pero el amor y la pasión por nuestro trabajo, la certeza absoluta de que formaron parte de todo esto, queda grabado en nosotros y nos permitirá seguir viviendo.

 

Los sentimientos que hemos recibido de todos,

los sentimientos que nos confiaron nuestros amigos y colegas,

lo sentimientos de nuestro futuro...

 

— Conectaremos todos esos sentimientos, combinaremos esas emociones y seguiremos adelante.

 

Seguiremos creando animación para todo el mundo que ayude a las personas a tener sueños y esperanzas, que les dejen huella.

 

Por favor, cuiden de nosotros mientras seguimos avanzando.

 

- Kyoto Animation Co., Ltd" .


El mero hecho de hablar con otros y compartir nuestro amor por Kyoto Animation y los recuerdos de lo que cada serie significó para nosotros nos fue de gran ayuda a la hora de consolarnos. La ceremonia fue una forma de que todos pudieran dejar atrás la tragedia y "tomar el testigo". Poder despedirme, especialmente de esta forma, me ayudó a poner en orden mis emociones. La ceremonia me dejó destrozado, y las personas de aquel vestíbulo me ayudaron a recomponerme, tal y como Kyoto Animation me ayudó años atrás cuando estaba pasando por una mala racha. Uno de mis mejores recuerdos era de la maratón de Clannad y Clannad After Story que hice cuando tuve la gripe en preparatoria. Aunque estoy convencido de que la mecidina me ayudó, el viaje emocional de la historia me destrozó y me ayudó a recomponerme para ser mejor persona.

 

Kyoto Animation Memorial

Estación Rokujizo


Al día siguiente intenté ir al Studio 1. Fui al edificio en marzo, así que tenía la sensación de que necesitaba ir a verlo para ayudar a sanar mis heridas. Tras cubrir la historia durante los últimos meses, para poder conciliarme con la situación, sentía que necesitaba ver el edificio con mis propios ojos.

 

La Estación Rokujizo, la más cercana al estudio, todavía tenía anuncios de la KyoAni and Do Shop situada cerca del Estudio Kohata con una imagen de Natsuki Nakagawa y Yuuko Yoshikawa de Sound! Euphonium.  Otras Natsuki y Yuuko de una figura de una colaboración de Keihan Railway con Sound! Euphonium aguardaban justo a las puertas de la estación. Junto a la figura había una nota de Kyoto Animation en japonés e inglés que pedía que fuéramos lo más respetuosos posibles en el vecindario en el que se encontraba el estudio.

 

Kyoto Animation Memorial

Anuncio de la colaboración de Keihan Railway con Sound! Euphonium

 

Uno no podía acercarse más al estudio por mucho que quisiera. Al igual que en la ceremonia del día anterior, había seguridad en cada una de las esquinas de las calles que llevaban hasta el Studio 1. Tan pronto como pasé el Café Lapin, una pequeña cafetería inspirada en Alicia en el País de las Maravillas y frecuentada por el personal de Kyoto Animation, el señor de seguridad que había en la calle se hizo presente y me observó. No puedo ni imaginarme por lo que habrá pasado el vecindario en los últimos tres meses para tener que vivir así. Deben estar cansados de todo. No puedo más que sentir lástima por un vencindario que me recibió con los brazos abiertos solo unos meses antes. Decidí no insistir.

 

Pero sí pude ver el estudio desde un aparcamiento vacío cercano. Tras haberme recompuesto el día anterior, ver aquellos restos abrasados del estudio donde tantas obras maravillosas se habían creado no me produjo una emoción tan intensa como esperaba. Tras la ceremonia, el peso de la tristeza que sentía al pensar en Kyoto Animation se había aliviado. Al fin tenía el cierre que ansiaba.

 

Kyoto Animation Memorial

 El Studio 1 de Kyoto Animation


Este fin de semana ha sido uno de los momentos más duros de mi vida, pero haber podido superar esta terrible tragedia y despedirme de aquellos a los que respeté por más de una década me ha ayudado a seguir adelante.

 

Gracias por todo, Kyoto Animation, porque cuando estén listos, todos estaremos esperando su próximo trabajo.

 

----

Daryl Harding es un corresponsal de Crunchyroll News en Japón. También tiene un canal de YouTube dedicado a Japón y llamado TheDoctorDazza, escribe en Twitter en @DoctorDazza y cuelga fotografías de sus viajes en Instagram.

Otras Noticias Principales

3 Comentarios
Ordenar por:
Banner de Hime

Prueba la Nueva CrunchyrollBeta

Probarla